¿Qué fue el Tratado de Utrecht?

Fue un acuerdo de paz entre España, Inglaterra y otros países para poner fin a la Guerra de Sucesión Española en el siglo XVIII.

¿Qué fue el Tratado de Utrecht?
Ver vídeo Los reyes más longevos

El Tratado de Utrecht o Paz de Utrecht fue, en realidad, un conjunto de tratados firmados entre los países antagonistas en la Guerra de Sucesión Española (1701-1713), pero tomó el nombre de la ciudad holandesa –Utrecht– en que se rubricó el primero de dichos acuerdos, el 11 de abril de 1713. La guerra se había desatado al morir sin descendencia Carlos II el Hechizado, último representante de la Casa de Habsburgo (los Austrias) en España. Felipe V, primer rey de la Casa de Borbón, hubo de enfrentarse a las pretensiones de Inglaterra, Austria y otros sobre la Corona española y sus posesiones en distintos territorios europeos.

El acuerdo inicial fue adoptado por Francia, Inglaterra, Prusia, Portugal, el ducado de Saboya y las Provincias Unidas (Países Bajos); España se sumó al Tratado tres meses después, el 13 de julio. En Utrecht, Europa redefinió sus fronteras y cambió su mapa político. Gran Bretaña fue la mayor beneficiaria: obtuvo Menorca y Gibraltar (de España), Nueva Escocia, Terranova y la bahía de Hudson (de Francia) y otros privilegios, como un monopolio de treinta años sobre el tráfico de esclavos con la América española. Para Felipe V, fue un negocio de "paz por territorios": a cambio de estas y otras cesiones –Sicilia a Saboya; el Milanesado, Flandes, Nápoles y Cerdeña a Austria–, se le reconoció como rey de España y de las Indias.

A pesar de todo lo conseguido en Utrecht, Carlos VI de Austria se negó a firmar el Tratado, no renunció a la Corona española y siguió guerreando hasta 1714. Los tratados de Rastatt y Baden, que pusieron fin a este conflicto, y otros 19 pactos comerciales y territoriales forman parte asimismo del conjunto conocido como Paz de Utrecht. La consecuencia de todo ello fue el equilibrio de poder en el Viejo Continente, con Gran Bretaña como nuevo poder emergente, la Francia de Luis XIV contenida en sus ambiciones y España iniciando el fin de su hegemonía.

COMENTARIOS